CONTROVERSIA POR EL FAMOSO “PERDONAZO” DE DICOM

LINARES 21 DE ABRIL.-Si bien es cierto que no deja de ser importante que un número tan alto de chilenos figure como deudor en la base de datos de la empresa DICOM, tampoco es menos cierto que los motivos por los que fueron a caer en este listado no dejan de ser inquietantes. Falta de dinero, cesantía, irresponsabilidad, muchos son los factores que provocan que las deudas adquiridas a veces “a ciegas” terminen por sepultar las posibilidades de muchas otras cosas que, a consecuencia de problemas legales, no permiten a muchos encontrar mejores fuentes laborales.

El diputado Felipe Harboe ha propuesto una campaña denominada “Indulto Bicentenario” la cual pretende borrar de los registros de Dicom a todos los chilenos que actualmente figuran en él. El punto es que el hecho de ser eliminados de este listado, no es un aliciente para pensar que la deuda ha quedado saldada, la morosidad continuará en la casa comercial donde fue adquirida y, en el peor de los casos, de no ser saldada a tiempo, ésta seguirá en aumento y terminará por volver el o la chileno/a que por esta vez se les busca entregar para ordenar sus finanzas.

De acuerdo a lo anterior, la Presidenta de la Cámara de Comercio de Linares, Bibiana Urrutia, es enfática en aclarar que “es importante que la gente entienda que este no puede ser un “perdonazo”, la gente debe igual pagar sus compromisos, el que no aparezca en una información crediticia es otra cosa. En lo que se refiere a Dicom, es una empresa que distribuye los antecedentes crediticios, nosotros somos el Boletín de Informes Comerciales, somos filial que procesa edita y publica por el Ministerio de Economía, de manera tal que es un ente oficial que tiene los antecedentes crediticios pero, que hoy día se pretenda creer que la gente porque se borra de un sistema, no tenga que pagar o que van a desaparecer totalmente del sistema, no es así. Si bien es cierto, desaparece a lo mejor de Dicom, de las ventas de estos antecedentes, no va a desaparecer de la base de datos de las empresas que en definitiva son a las que la gente le adeuda; de manera que van a tener que pagar sus deudas con intereses incluidos, para lograr un nuevo crédito. Lamentablemente la gente muchas veces firma lo que se refiere a sistemas de creditos en casas comerciales, con tarjetas, con intereses muy altos, o con deudas adicionales ya sea por comisión de cobranzas, seguro y otro tipo de situaciones que no tiene nada que ver con los antecedentes en Dicom, y esa es una deuda que contratan cuando firman estos contratos.

Es importante entonces tener plena conciencia y certeza de que esta es una oportunidad unica que se pretende entregar, pero que debe ser bien valorada, y cambiar ciertos hábitos que pueden ser altamente perjudiciales a la hora de adquirir compromisos de carácter comercial. Asimismo, ver y analizar muy en profundidad todos los pros y contra de firmar contratos a largo plazo, contratos con casas comerciales y entidades bancarias, que en muchas ocasiones otorgan un muy buen servicio al cliente, pero que se cobran bastante caros después.